Noticias

Cambios en la piel durante el embarazo

¿Qué es la vida? Esta pregunta que genera mucha controversia por diferentes puntos de vista, desde Sócrates a Platón, pasando por la metamorfosis de Kafka, lo que está más que claro ya no es de dónde venimos o a dónde vamos, sino qué podemos hacer mientras estamos.

Somos un grupo de átomos y moléculas que se desarrollan, interactúan y tienen la capacidad de reproducirse y desarrollarse, y de eso vamos a hablar en esta ocasión, de reproducirse y los cambios que se generan en el organismo con el embarazo, las consecuencias que tiene en la piel y que medidas de prevención y cuidado tomar.

Pregnant

Momento de cambios

Es un momento para el que no se nos prepara, no se estudia, sucede como por arte de magia, resulta casi incomprensible como después de que dos personas engendren una nueva vida, la maquinaria de nuestro organismo se ponga en marcha y logre crear una criatura tan perfecta.

Durante ese proceso suceden infinidad de cambios tanto en rutinas, cambios emocionales y lo que nos ocupa hoy, cambios en el cuerpo de la mujer:

  • Cambios hormonales
  • Cambios físicos
  • Cambios inmunológicos
  • Cambios metabólicos

Cambios en la piel

Es una etapa noria tanto de carencias como de excesos, hay un incremento de la actividad hormonal, en este caso hay un aumento de estrógenos, cortisol y progesterona, las hormonas responsables de los cambios que se producen en la piel durante el embarazo:

Piel resplandeciente o todo lo contrario

En más de una ocasión habrás oído que las embarazadas tienen una luz especial, no sucede en todos los embarazos, pero cuando ocurre es debido al aumento del riego sanguíneo, que ayuda a que la piel se oxigene, dando un aspecto más luminoso, incluso puede cambiar la mirada.

A veces la naturaleza no es tan benévola y ocurre todo lo contario, que la piel pierde tono, luminosidad y la textura se vuelve desapacible. Lo mejor en estos casos es mantener el nivel de la cuota hídrica en su máximo potencial, para ello contamos con los productos de Forever Young que a la vez tratan los primeros signos del envejecimiento, formulados con péptidos de gran rendimiento que revitalizan fibroblastos mejorando la piel a la vez, los factores de Crecimiento Epidérmico y Epidérmico Tímico promueven el rejuvenecimiento de la piel y restauran su actividad biomecánica, mejoran los mecanismos de defensa de la piel en el rechazo de patógenos.

Si lo que buscamos es iluminar y suavizar la piel Silk no tiene parangón, es una línea basada en las fibras de seda, que suavizan y aportan muchísima luz a la piel. Añadiendo un Cover o protección solar a sus fórmulas 24h, la piel se mantendrá con una textura y luminosidad excepcional para lucir radiante durante el día.

Piel deshidratada con falta de nutrición

Durante la gestación los cambios hormonales y el metabolismo acelerado, además de compartir vitaminas y nutrientes con el feto, hacen que la cuota hídrica de la piel baje de manera exponencial, los cambios vasculares tampoco ayudan a las alteraciones de la piel; en Christina Cosmetics puedes solucionarlas de modo profesional y en tu rutina de casa con la línea Muse, basada en las propiedades de resistencia y supervivencia de la rosas, colmará la piel nutriéndola e hidratándola, aportando suavidad y con acción anti-glicación.

Piel grasa o Acné

Cuando la piel cambia a ser grasa se debe al aumento de la actividad de las glándulas sebáceas que generan más sebo del normal, si la persona ya es propensa a tener los poros dilatados o la piel con exceso de brillos, es probable que aumenten estos síntomas, si además es una piel asfixiada se puede producir una infección y en segundo plano un acné.

El acné es una infección que está muy ligada al sistema hormonal, que durante el embarazo tantos cambios padece, es una afección típica de la piel grasa y asfixiada, caracterizada por la aparición de lesiones (granos, puntos negros, quistes y parches rojos, etc.) consecuencia de foliculitis, inflamación y/o posterior infección del poro (folículo pilo-sebáceo).

Para las embarazadas de piel grasa Christina Cosmetics tiene una crema para reducir el exceso de sebo y mantener la hidratación de la piel a la vez, es Balancing Cream de la línea BioPhyto, en esta misma línea encontramos productos de limpieza, serums de hidratación y cremas de protección que también ayudaran a mantener el equilibrio de la piel, y en cabina realiza una cura de belleza, potenciando la energía celular y el equilibrio de la piel.

Si la piel grasa ha derivado en un acné podemos seleccionar los productos más adecuados de la línea Comodex para este periodo.

Una vez pasada la lactancia será bueno combinar estas líneas con Rose de Mer en cabina y en casa. Para mantener la capa cornea de la piel, libre de células muertas y exceso de sebo, aplicar Peeling Soap de Rose de Mer, es un peeling jabonoso astringente y con gran poder anti-bacteriano.

Hipersensibilidad

Durante esta etapa el sistema inmune sufre muchas alteraciones dejando el sistema de defensa mermado, dando lugar a trastornos vasculares por el aumento del volumen sanguíneo como:

  • Hipersensibilidad
  • Aumento de cuperosis y/o telangestasias
  • Erupciones cutáneas (erupción polimorfa del embarazo)
  • Prurito cutáneo
  • Dermatitis
  • Dermatosis

Este tipo de alteraciones sobre todo las padecen personas de piel clara, fina o con antecedentes genéticos. Hay que prestar atención a estos cambios porque si no se atienden como es debido y persisten en el tiempo, pueden desencadenar en otras afecciones como manchas en la piel, por la sequedad, aspereza y roce persistente por irritación.

Durante el periodo de embarazo se puede tratar con la línea de Unstress tanto para casa como en tratamiento profesional, evitando los productos que contengan ácidos o retinol. Es una línea que desestresa la piel aumentando su sistema inmune a la vez que protege de la contaminación lumínica (Bluelight).

A base de Probióticos Lactobacilos, extractos vegetales y marinos Unstress descongestiona, calma y restaura la hidratación de la piel.

Hiperpigmentación

Cuando aumentan los niveles de progesterona y estrógenos también aumenta la formación y secreción de melanina, que puede provocar desórdenes como manchas de colores pardos, de forma plana e irregular, se denomina cloasma o paño de embarazada, son las manchas típicas de embarazo, una vez haya nacido el bebé si esas manchas perduran pasan a nombrarse melasma.

Sucede entre el 45% y el 75% de mujeres embarazadas, a partir del segundo y tercer trimestre del embarazo, y suelen ser las manchas más difíciles de eliminar. Las mujeres más propensas a este tipo de manchas son las que han padecido desordenes de melanina por la ingesta de anticonceptivos, exposición solar, medicación y/u otros factores.

Sobre todo hay que tomar conciencia durante el embarazo y seguir pautas de protección:

  • Aumentar la hidratación de la piel
  • Protección solar SPF 50 cada dos horas cuando se exponga al sol, aunque sea rutina urbana o trabajar frente a un ordenador
  • Vitaminarse tanto por vía oral como de forma tópica, las mejores vitaminas son la C y la B3 (Niacinamida)

 En Christina Cosmetics tenemos la crema de día Day Cream SPF50 de la línea Illustrious que reúne todas las condiciones para cuidar, tratar y preservar la piel de estas afecciones. Una vez pasada la etapa de lactancia la combinación perfecta para tratar la piel es realizar sesiones de Illustrious (tratamiento iluminador y despigmentante) y alguna sesión de Rose de Mer (Peeling natural de alta intensidad), potenciando el resultado con la línea completa de Illustriouspara la rutina de casa.

Lunares o nevus

Suelen ser manchas planas, a veces pueden presentar algún tipo de relieve, Son neoformaciones de melanocitos agrupados que forman lunares. Tienen distintas tonalidades e intensidades, marrones, pardos o negros y pueden aparecer desde el nacimiento o surgir con el paso del tiempo.

El principal factor que produce lunares adquiridos es hormonal, lo que explica que durante la pubertad y el embarazo su aparición sea mayor. La radiación solar también puede producirlos.

Tras el alumbramiento hay lunares que desaparecen y otros que permanecen toda la vida. Es conveniente revisarlos periódicamente para confirmar que no se conviertan en melanomas, como con el resto de lunares previos al embarazo.

Redondez facial

Este cambio que redondea la cara incluso el cuello, suele producirse sobre todo en la recta final del embarazo, por la modificación de la distribución de las grasas que genera la acción del cortisol y los estrógenos, otras veces ocurre por la retención de líquidos que forma edema en alguna zona facial.

Cuando se vuelve al peso de inicio suele desaparecer, pero si es algo que te preocupa puedes tratar la zona de mandíbula, cuello y escote con el Absolute Contour Kit de Forever Young, es ideal para mejorar la hidratación, elasticidad, reducción y reafirmación del contorno facial.

Fibromas blandos o acrocordone

Son pápulas pediculadas benignas muy similares a las verrugas, suelen salir en zonas de pliegue como el cuello, las axilas o bajo los senos, después del parto normalmente desaparecen, si no es así el dermatólogo puede eliminarlas fácilmente.

Otros cambios que se producen durante el embarazo son las estrías de distensión

La variación del peso, la falta de elasticidad y la carencia de nutrientes en el tejido hacen que se formen fisuras que se acaban convirtiendo en estrías blancas, evítalo en la medida de lo posible, exfolia tu cuerpo dos veces por semana con el Peeling Soap de Rose de Mer, si tu piel es normal, si es fina una vez por semana, y todas las mañanas y noches aplícate Silky Matte de Forever Young, si a esta combinación añades unas gotas de Aceite de Rosa Mosqueta aportarás toda la nutrición y flexibilidad que tu piel necesita para evitarlas.

Tras dar a luz podrás realizar tratamientos para recuperar y reparar las estrías, intenta no demorarte porque mientras estén rosadas se recuperan mucho mejor, una vez que se vuelven blancas es más complicado.

Activos desaconsejados en cosmética en el embarazo

Durante el periodo de gestación y lactancia es mejor evitar ingredientes que pueden llegar por torrente sanguíneo o por la leche materna al feto, por eso hay que evitar su aplicación:

  • Retinol o Vitamina A
  • Hidroquinona
  • Ácido glicólico
  • Ácido salicílico
  • Aceites esenciales de clavo, orégano, mentol, salvia, ruda o geranio
  • Cafeína
  • Peróxido de benzoilo
  • Sales de aluminio

Después de parto

Algo de lo que no se habla demasiado es de los cambios hormonales que se siguen produciendo tras el alumbramiento, pueden jugarte malas pasadas, el metabolismo tiene que volver a su estado normal y necesita un tiempo para lograrlo, en ese tiempo no te descuides, es fácil que suceda entre la bajada de ánimo que tienen algunas mujeres y las atenciones que precisa el bebé.

Por supuesto hay que hacer caso al obstetra, tener una buena alimentación es fundamental, intentar coger el peso justo y mantener hábitos saludables en general. Un buen cuidado cosmético ayudará a que tu piel sufra menos alteraciones.

¡Feliz Embarazo!


Dejar un comentario




Me encanta trabajar con las terapias faciales de Christina, grandes resultados sin perder el tiempo. Mis clientes (pacientes) aman su piel tras finalizar el tratamiento y siempre vuelven satisfechos. Solo tengo elogios para Christina. Que simplemente funciona, es totalmente cierto.

- JE.Torres Para | Medical Aesthetician

¡Una vez más, Christina ha combinado lo más avanzado en la tecnología de cuidado de la piel con ingredientes supremos! Este tratamiento transforma la piel hacia una apariencia más juvenil. ¡Feliz y emocionada de tener este tratamiento para mis clientes!

- Samantha Buel | Portland, OR United States

Gran tratamiento para todo tipo de piel. Ayuda a reparar los síntomas del envejecimiento, la hiperpigmentación, el acné y los daños relacionados con él. ¡Sencillamente funciona! ¡Me encanta y recomiendo encarecidamente el tratamiento a todos los que se preocupen por la piel!

- Olga Hays | Fort Wayne, IN United States

Español